LUCIGNANO – Toscana

Lucignano Arbol de Oro (2)

Desde Pienza, donde estábamos alojados, fuimos a Montepulciano,  después del almuerzo y recorrer la ciudad, aunque era algo tarde igual decidimos ir a Lucignano a 24 km, ya que sería la única posibilidad de ver el Árbol del Amor Eterno o el Árbol de Oro o Árbol de la Vida, nombres que fue adquiriendo con los años, del que yo había leído algo.

Lucignano está edificado sobre una colina que domina la Valdichiana, este bello pueblo medieval está construido de forma elíptica dentro de las murallas que están muy bien conservadas al igual que todo el borgo, sus casas y edificios son un hermoso exponente de la arquitectura medieval de los siglos XII y XVI. Durante siglos se lo disputaron Florencia, Siena, Perugia y Arezzo, sufriendo las consecuencias de esas continuas luchas.

Lucignano vista 1

 

Lucignano escalera Lucignano calle

Bajo el gobierno de Siena se completo el diseño de la ciudad con las murallas, fuerte y las tres puertas de acceso que son la Porta San Giovanni, Porta San Giusto y Porta Murata.

Lucignano torre

El nombre aparentemente deriva del cónsul romano Licinio y se conoció como Lucinianum. Tiene una población de 3585 habitantes.

Es relajante y tranquilo pasear por sus silenciosas calles que van ascendiendo hasta llegar al centro de la ciudad donde se encuentra la iglesia de San Francisco, que data entre 1200 y 1300, tiene una hermosa fachada románica con rayas blancas y grises, un portal gótico y un rosetón.

Lucignano iglesia

 

Luciganano portal

Lucignano porton
Al lado de la iglesia, pero algo más elevado se encuentra el Palazzo Pretorio o Palazzo Comunale, en la Piazza del Tribunale 22, ahora sede del museo. Se supone que el edificio fue construido a fines del siglo XIII, reestructurado sucesivas veces y en 1353 por los florentinos.

Lucignano palazzo
En su fachada se pueden ver varios escudos heráldicos de los distintos podestás que tuvo la ciudad. En uno de sus lados tiene un reloj mecánico de 1730, diseño de un artista romano Antonio Giacchei, para reemplazar a uno anterior, en el cuadrante tiene números romanos colocados directamente sobre la piedra. Tiene un gran campanario con una campana, que durante siglos fue la manera de comunicación para las reuniones de las autoridades.

Lucignano reloj

El Árbol de Oro, se encuentra en el Museo Comunale de la ciudad. Es un relicario único en su tipo con forma de árbol. Hecho en cobre recubierto en oro y plata, adornado con esmaltes, cristales, coral, y pequeñas hojas de vid y cajitas como relicarios que contenían reliquias, muchas perdidas, coronado con una cruz.  Cada elemento usado tiene su significado, el coral por la sangre de Cristo, las seis ramas de cada lado los doce apóstoles, el pelicán sobre la cruz picoteando su pecho para alimentar a sus crias, la muerte de Cristo por los hombres.

Lucignano Arbol de Oro (3)
Esta obra es un gran trabajo de orfebrería realizada por Ugolino da Vieri y Gabriello D’Antonio y fue un encargo de los monjes franciscanos, a los orfebres de Arezzo y luego los de Siena, la obra se llevó a cabo entre 1438 y 1479, durante 121 años. Sus medidas son inusuales mide 2,60 metros de alto.

Lucignano Arbol de Oro (1)

Elemire Zolla en su libro “Verita secrete esposite in evidenza” dice que es un incomparable himno a la alegría y a la luz, y el lugar donde se guarda lo llama “la cámara de las maravillas” o “habitación encantada”. No se puede expresar mejor la sensación que produce su vista.

Ubicado en el centro de una sala, protegido dentro de un enorme estuche de cristal.  Los enamorados lo consideran un amuleto de buena suerte y vienen aquí a jurarse amor eterno.

Lucignano teca

Es algo hermoso para ver, teníamos media hora y dedique ese tiempo para admirando. Uno queda atrapado en tanto brillo, la rareza del objeto y la armonía del conjunto.
El museo tiene hermosas salas con muy bellos e instructivos frescos.

Estaba oscureciendo y de la ciudad no vimos mucho, las callecitas que rodean la plaza, un bar y algunos negocios con productos locales. Si tomamos un rico helado en la heladería C’era una Volta, en Vía Rosini 20.

Lucignano

Lucignano cera una

Lucignano heladeria 1

Lucignano cucurucho

 

Me prometí volver, porque es pueblo con todo lo tradicional, gente amable, bella arquitectura, buena comida, historia y tranquilidad.