SAN GIMINIANO -Toscana

San giminiano piazza duomo 2

San Giminiano es otro de los tantos pueblos de la Toscana, edificado en la cima de una colina y rodeado de murallas de época medieval.

Queda 30 km. al norte de Siena y 60 km. al sur de Florencia. Por la belleza de la arquitectura de su casco antiguo, en el año 1990 fue declarado por la UNESCO patrimonio de la Humanidad.

Fue fundado por los etruscos, allá en el siglo III AC.
El nombre le fue dado por el obispo San Giminiano, que defendió a la población de las tropas de los hunos de Atila. Esta era una parada para los peregrinos que iban a Roma por la Vía Francigena.

San giminiano cartel V F

Las murallas que lo rodean son del Siglo XIII, en las cuales hay cinco puertas y todas ellas se conservan. Las dos puertas principales son las de San Giovanni, al sur, y la San Matteo, en el noroeste de la muralla. Las otras tres restantes están en el oeste, Porta Quercecchio, y en el este Porta San Jacopo y Porta delle Fonti.

Se ingresa por la Porta San Giovanni, el auto hay que dejarlo fuera ya que no se puede circular con él. La parte nueva se extiende por unos kilómetros fuera de la puerta.

San Giminiano puerta 3

En el año 1268 el gobierno de la ciudad promulgó una ley que prohibía demoler los viejos edificios, salvo que fuera para construir otros más bellos. Pienso, que mentes brillantes para esa época.

El borgo tiene dos calles principales la Vía San Giovanni y la Vía San Matteo y cuatro plazas, la Piazza della Cisterna, Piazza Pecori, Piazza delle Erbe y Piazza del Duomo donde se encuentra la Collegiata de Sant’Assunta.

San giminiano puerta 2

La Piazza della Cisterna, del año 1237, es el salón de la vida social y en su centro se encuentra un antiguo aljibe que le dio el nombre. Está rodeada de palacios, algunos bares, una famosa heladería: Gelatería della Piazza y negocios varios. Es considerada una de las plazas más bellas de la Toscana. Los elegantes palacios de las antiguas familias, Tortoli, Pucci, Arghindelli, Cugnanesi, Pellari y la Torre del Diavolo hacen un marco magnífico.

San Giminiano 1

Aquí hay que sentarse a admirar el conjunto y dejar volar la imaginación. Yo lo hice tomando un rico aperitivo y también un helado (que son mi perdición).

San Giminiano 3

Haciendo esquina con esta plaza se halla la Piazza del Duomo, con la Catedral de Santa María Assunta, del año 1148. Se llega a ella a través de una hermosa escalinata.

En sus paredes se conservan obras de grandes maestros como el Martirio di San Sebastiano de Benozzo Gozzoli y también un extraordinario trabajo de Taddeo Bartolo del Juicio Universal, con historias del antiguo testamento.

San giminiano duomo escalinata

Frente a la catedral es otro lugar donde podrán descansar, tomado (tienen que probarlo) un vino blanco que es mundialmente reconocido: se llama La Vernaccia de San Gimignano, su sabor es frutado y almendrado. Es una vid muy antigua traída de la Liguria en el 1200 por Vieri de’Bardi. Les aseguro que es muy rico y si quieren algo más, puede llegarse hasta el museo Vernaccia di San giminiano en la Vía della Rocca 1, y además de admirar el palacio podrán degustar este vino. El gran Dante Alighieri hace mención de él en la Divina Comedia, en el Purgatorio.

Alrededor de la plaza están el Palazzo del Popolo que es la sede de la Pinacoteca, con obras del Pinturicchio, Filippino Lippi y  sus dos hermosos «tondos», (cuadros redondos), Benozzo Gozzoli, Simone Martini autor de una sublime Podestá (Virgen y santos) y tantas obras bellísimas, el Museo Etrusco y las Torres gemelas Salvucci (origen desde el año 1200 de mi apellido).
Las familias más poderosas, para mostrar su poderío, erigían torres viviendas una más alta que la otra.

Al final del medioevo y comienzos del renacimiento, a San Giminiano se la disputaban entre Siena Florencia. Por ese motivo, estaban en continuas guerras.
La ciudad era muy rica debido a la riqueza que poseían sus familias, que se dedicaban a las finanzas y a la tintura de telas.

Historia curiosa e interesante, sobre todo por el ingenio humano, fue que nadie podía tener una torre más alta que la del Podestá.
La familia Salvucci gibelinos (es mi apellido y su origen del año 1200 es aqui), enemigos acérrimos de los Arghindelli gúelfos, siendo muy rica y poderosa había construido una torre, pero como no podía superar la del podestá, construyeron al lado, otra que la base de la segunda colocada sobre la otra superaba a la del podestá. En el film «Tomando el té con Mussolini» las dos torres son protagonistas de una famosa escena, en la que la actriz Maggie Smith se encadena a ellas para que los alemanes no las volaran.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La ciudad llegó a tener 72 torres ya existentes en la Edad Media pertenecientes a las familias más ricas, ahora sólo quedan unas 14. La más antigua es la Torre del Podestà, conocida como la Torre Rognosa. Mide 51 mts.  Mientras que la más alta es la Torre Grossa, del año 1311, de 54 metros (aunque por reglamentación no se podía erigir una torre más alta de la Rognosa, que medía 51 metros) ¿me pregunto como lo hicieron?.

San Giminiano Duomo torre grossa

La Torre del Diavolo en la Piazza della Cisterna formaba parte del Palazzo dei Cortesi.
La leyenda dice que al regreso de un viaje su propietario se encontró con una construcción en la cima de la torre supuestamente edificada por el diablo.

En la Vía San Giovanni, llena de negocios de artesanías, vinerías y bares encontrarán varios con artículos de cuero que en esta región trabajan muy bien. No me pude resistir a una cartera la vez anterior y en esta última a un par de zapatos.

San giminiano calle 1 San Giminiano torre rognosa

Si tienen tiempo, les aconsejo subir a alguna de las torres y podrán gozar del maravilloso paisaje de la campiña Toscana.
Ver el perfil de la ciudad desde la ruta cuando se está llegando es sencillamente sorprendente. Antiguamente se la llamaba la Manhattan Europea.

San Giminiano paisaje

San giminiano calle

San Giminiano es «il mio Borgo del cuore» (mi ciudad del corazón). Vine muchas veces desde hace ya mucho tiempo. En dos oportunidades que me hospedé en la ciudad, lo hice en el hotel en la Piazza della Cisterna, en el León Bianco. El cuarto tenía vista a la plaza, de noche parecía tener un encanto de fábula.

San Giminiano 5

San Giminiano 3

La primera vez pude llegar con el auto hasta el hotel que tiene garage, pero les puedo asegurar que fue un parto, porque hay que pasar a través de una puerta estrechísima, faltó poco para que dejara el auto y vinieran a recatarlo.

San Giminiano 4

San Giminiano es una de las ciudades de la Toscana más visitada. Por su tamaño se la puede recorrer en medio día. Pero si quieren saborearla y descubrirla necesitarán algo más de tiempo.

Les aconsejo no hacerlo en temporada, sábado, domingo o días feriados, porque es agobiante la cantidad de turistas. Otro consejo es que salgan de las dos calles principales y se aventuren al resto. Quedarán gratamente sorprendidos.
Si bien es chico, consigan un mapita. Así podrán ubicar fácilmente lo que quieran ver.

Vale la pena una visita al Museo San Gimignano 1300, en Via Berignano 23. Inaugurado en el 2010, ofrece una reproducción en cerámica de la ciudad en su época de esplendor, como era en los siglos XIII y XIV.

Para el que se queda más tiempo, algo más alejado del centro, en Vía delle Fonti 25, hay una fuente medieval del siglo XIV. Tiene 10 arcos romanos y es la primera fuente de piedra lombarda que data del siglo IX. Las fuentes servían para sacar agua y además se usaron como lavatorios. Están descuidadas, una pena.

San Giminiano piazza san agostino

Si de comer se trata, en Piazza della Cisterna podrán degustar una buena pizza en la Pizzeria Torre del Diavolo.
De todas maneras en cualquier lugar que elijan será difícil comer mal.
Que disfruten de esta pequeña joya del medioevo de la que me siento parte.