ISOLA del GIGLIO – ISLA DEL GIGLIO – Toscana

Para llegar a la isla se toma un ferry desde el Porto Santo Stefano, que tarda una hora cincuenta minutos. Navegando por un mar intensamente azul, de una belleza infinita. La travesía es muy placentera siempre que el mar este calmo.

El tiempo vuela y en un suspiro llegamos a la Isola del Giglio, que está frente a las islas de Elba y Montecristo.
Se hizo famosa en el mundo entero en el año 2012 por el semi hundimiento del crucero Concordia. Después de cinco años esto es lo que aún queda después del rescate.
He venido muchas veces, pero en esta ocasión me acompañaron mi hija y mi yerno, ellos venían por primera vez.

IMG_9482

IMG_1174

En cada travesía recuerdo la leyenda que cuenta que estas islas nacieron porque la Diosa Venus viendo la belleza del mar arrojo su collar de perlas y al romperse se formaron las siete islas que forman el Archipiélago Toscano.

Elba la más grande, Giglio, Pianosa, Giannutri, Montecristo, Capraia y Gorgona. Cada una con su belleza característica particular. En Pianosa se pueden admirar los restos de la villa romana de Agrippa.
Siempre que regreso siento las mismas emociones, cuando el ferry se avecina al pequeño puerto ya puedo divisar la casa de mis tíos, pintada de verde, y sé que mi tía esta asomada a la ventana esperando.

IMG_9499
La isla es pequeña solo 30 km de perímetro, está llena de diminutas calas de agua azul profundo, sus playas pequeñitas no son más de tres o cuatro que pueden considerarse tales, el resto son de rocas.

Giglio Porto playitaMG_8014


En el puerto construida sobre las rocas hay una torre del año 1596, de la época de los Medici llamada Torre del Saraceno, edificada para defensa de la isla debido a las frecuentes incursiones de los piratas sarracenos.  En sus ataques dañaron gravemente la original.

IMG_9484
A pocos metros de allí en la Caletta del Saraceno, sumergidos, pero a simple vista se pueden ver los restos de una residencia romana del Siglo I, de los Domizi Enobarbi, y la piscina natural donde se criaban morenas.


En lo alto del cerro se encuentra el borgo antiguo que fue erigido por los pisanos en el siglo XII llamado Giglio Castello. Sus enormes murallas casi intactas tienen tres torres circulares y siete rectangulares.

Giglio Castello Plaza

SS1573_IMG_7960

Giglio Castello Puerta

Las murallas que lo encierran eran la defensa contra las invasiones turcas o sarracenas.

IMG_7954
Las calles no son tales, sino estrechos pasajes (vicoli) sin ton ni son, es fácil y lindo perderse, igual no se puede ir muy lejos.

Giglio Castello

Giglio Castello interior

Esta callejuela tiene el apellido una querida amiga.

SS1549_Giglio Castello Calle con apellido de amiga
En este rincón de la isla en la Piazza donde domina la Rocca Aldebrandesca, tiene su casa el famoso violinista Uto Ughi.

Giglio CastelloIMG_1182

También quedan restos de la época romana, como esta antigua cisterna.

Giglio Castello antigua cisterna y muralla
No iba a pasar por alto el almuerzo, sobre todo sintiendo el perfume de un pequeño bar. La dueña  me ofreció dos brusquettas deliciosas y dos vasos de rico prosecco. ¡Y viva la vida!

GIglio Castello Almuerzo y proseco

Del lado opuesto al Giglio Porto,  se halla la bahía del Giglio Campese.
Esta es la playa más grande, en un extremo de ella un enorme farallón y como cerrando la bahía la torres Medicea del siglo XVII. También sirvió para defensa contra los piratas de Barbarroja.
Mis primos tienen su casa sobre la playa con una vista de ensueño.

IMG_9464

IMG_9478

 

Estos pequeños pueblos tienen sus particularidades ya que son pocos habitantes (1430 en toda la isla) y todos se conocen, a mí me sucede que camino por el «lungo mare» y me dicen «vos sos la sobrina de Nunziatina» porque me le parezco mucho, o me paran y me dicen «vos sos la americana», cosa que me causa mucha gracia.

Se imaginarán que a esta isla vine muchas veces, una de ella con mi hija y su marido para que conocieran a su familia materna, luego con mi hermana que vive en Milazzo, Sicilia.

En el 2018 vine con mi hermana, estuvimos unos días y visitamos la isla, los parientes y los restaurantes. Almorzamos en el restaurante Da Santi, en Vía Santa María 3, del Giglio Castello. Restaurante de una estrella Michelin. Todo super delicioso. Que para variar eran conocidos de mi tía Nunziatina.

Aquí se puede comer el pescado más fresco y rico que se pueden imaginar, la cocina es simple pero sabrosa, «spaghetti allo scoglio» (spaghetti con todos los bichos), algo de tomate y buon appetito. Calamarettis rellenos, langostinos grillados o con salsa, pulpo con papas, legumbres, verduras. La grapa de aquí es muy buena, un dulce típico, el Panficato, hecho con higos.

IMG_9438

IMG_9461

Isola del Giglio IMG_9462-e1520220416254
La despedida de los parientes siempre es algo triste, vienen todos al puerto y saludan con los pañuelos hasta que el barco se hace pequeño. Quizá les recuerde la época en que muchos de sus hijos tuvieron que emigrar de esas tierras.

Después de 3 días de dieta de engorde y parientes, partimos para la Toscana Continental, a un lugar llamado Starda, cerca de Gaiole in Chianti.

 

IMG_9513Mis primos y mi hermana

Giglio Porto

Mi tía que es una institución en la isla, con sus 89 años, tuvo un desempeño incomparable en la noche de la tragedia del Concordia. Cuando la nave  fue remolcada vino un grupo de los que habían sido socorridos a traerle un obsequio como reconocimiento.
Aquí siempre vuelvo, si bien nací en Roma este es el lugar donde nacieron mis padres.

Año 2021, mes de octubre, como les dije aquí siempre vuelvo, en esta ocasión venía desde Anguillara con auto y me quedaría tres días, en el B&B Bahamas, queda a 100 metros del puerto, con estacionamiento, que aquí si es una cosa seria. La calle es en subida y la entrada al hotel es en curva y bien cerrada, yo con auto agrande y nuevo, pero todo bien, la ventaja que es automático. Deje todo y fui a la casa de mi tía que serán 300 metros. Ni bien me vio empezó a llorar  y no para hasta que me fui. Venía porque ella festejaba sus 92 años.

El viaje por ese mar azul es un bálsamo,  llegar al puerto, ver la casa de mi tía (de color verde) es siempre emocionante.

Volviendo al hotel decidí quedarme en el puerto y tomar un aperitivo, donde para variar me encontré con el esposo de una prima. La noche serena y como es baja temporada no hay casi nadie.

A la mañana siguiente después de desayunar fui a saludar a mi tía. Volví a buscar el auto para ir hasta Giglio Castello, son unos 4 km de ruta bordeando el mar que llega hasta lo mas alto de la isla donde se encuentra el Castello o fortaleza rodeado de una muralla con sus dos puertas, la de Ponente y la de Levante. En el relato de mis viajes anteriores les conté de este antiguo borgo construido para defenderse de las invasiones de los sarracenos.
Aquí fuera de la muralla hay un restaurante “Da Santi” una estrella Michelin ya estuve hace dos años y comí muy bien. Hoy me senté en la terraza, con una vista soñada, mar azul, farallones a la vista, el borgo con su muralla y una comida deliciosa.

En mi ultimo día en la isla fui a visitar a mi tía y después hasta Giglio Campese, queda exactamente en el lado opuesto del Porto, de manera que 4 km son los mismos que para ir al Castello  y para empezar a practicar con las curvas que me van a esperar a lo largo de mi estadía en Italia, hay 7 zigzag que bajan al llano muy rápidamente.

Frente a la playa y a la antigua torre almorcé (Ya que mi prima no estaba, en esta fecha muchos de los isleños aprovechan para ir al continente). Una pareja de la mesa vecina escucho mi acento y nos pusimos a conversar. Estaban de luna de miel y se habían casado en San Giminiano y la noche de bodas la habían pasado en las Torres Salvucci, les comente que esas torres eran el origen de mis ancestros. Me invitaron con el vino que estaban tomando. ¿Casualidad? Cosas asombrosas que ocurren.

 

El archipiélago Toscano con sus hermosas islas, si les gusta el mar y la naturaleza no duden en visitarlas

Arriverci Isola Bella.