CORVARA – Trentino Alto Adige

Corvara IMG_0719 (4)

Me despedía de esta hermosa ciudad que es Bolzano desayunando en la Piazza delle Erbe en un lindísimo bar en la vereda, un buen cappuccino y un croissant.

En la plaza del Duomo tome el bus que va al aeropuerto donde tenía que retirar el auto, un Panda rojo.

Mi destino era Corvara, a 96 km, pero primero quería pasar por Moena, que queda a 43 km., aproximadamente 1,50 hora. Miré el mapa de la ruta que va al Brennero y recé para no equivocarme, porque el dibujo del carrusel del desvío era un laberinto y todos van muy rápido, ¡claro saben a dónde van!

Para debutar, la ruta sin una recta y en subida, ni bien deje la autostrada apareció un cartel de tornanti, zig zag.

A unos 25 km. hay un minúsculo «lago» más bien un charco, pero de una belleza infinita como su nombre, Carezza, hasta el nombre es hermoso, Caricia. Ya había venido, pero ahora estaba helado una imagen diferente pero siempre hermosa.

Carezza IMG_0598 (2)

Carezza IMG_2069 (1)

Precioso paisaje es imposible no parar a admirarlo. Así no voy allegar nunca.
Llegué a Moena, algo tarde para almorzar, pero en el bar del hotel Faloria, en Plaza di Sotegrava 17, el restaurante estaba abierto y la comida riquísima. De entrada, spek (jamón crudo ahumado) con espárragos y salsa de mostaza, después fetuccini con hongos, café.

Moena IMG_0633 (3)

Di un corto paseo, casi todo cerrado, una vez terminada la temporada de ski, cierran y abren a fin de junio.

Moena (68)

Moena IMG_0633 (4)

Todavía tenía 50 km hasta Corvara, más de una hora de camino complicado. Pasa por Canazei a 1468 metros de altura. El 25 de mayo pasaría por esta ciudad el Giro D’Italia, estaba toda embandera de rosa, color del premio de «La maglia rosa».

Canazzei IMG_0655 (1)

Canazei IMG_0678 (6)

Canazei IMG_0678 (4)

Canazei IMG_0678 (2)

Canazei IMG_0678 (7)

Desde aquí empieza la subida al paso Pordoi a 2242 metros, son 13 km y una pendiente de 6% ya se imaginan los tornanti, nada más que 27. Esta es una zona de ski muy concurrida por la cantidad de pistas con hermosos paisajes. Ya les dije que me enamoré de Las Dolomiti.

Una vez arriba hay que bajar, la bajada es más corta, 9 km, pero con más pendiente 6,8% y 33 tornanti (zig zag) hasta llegar a Arabba, les aseguro que en un momento pensé que no podía seguir, entre la emoción la tensión y el cansancio, pero todo llega a su fin, estaba a 10 km de Corvara y lo que tenía a la vista parecía la Pampa, por lo llano. Llegué en menos de 15 minutos.

El premio al esfuerzo fue la magnífica vista de la montaña que domina Corvara, el macizo Sassongher, de color pálido, está tan cerca que podría tocarse.

Corvara IMG_0719 (4)

A estas montañas solía llamárselas montes pálidos, por el color de la piedra. Corvara está a 1568 metros de altura y es un importante centro de esquí con pistas que van de un pueblo a otro y modernos medios de elevación.

En el hotel no había nadie y no contestaban el teléfono. Pregunte en una óptica y no tenían idea. Al lado había un negocio de regalos y la señora muy amable se ocupó de buscar el teléfono del propietario. Al fin me dijo vayamos a buscarlos a la casa, quedaba a 5 km. Por suerte estaba la dueña. Vino con nosotros para abrirme el departamento. Yo era la única en el hotel y creo en todo Corvara.

Por suerte tenía algo de quesos, fiambre y cherry porque estaba muerta y no había nada abierto, cierran todo a las 17. Me venía bien quedarme ya que me había resfriado.

Corvara es re chico, cruzando la calle se encuentra el Post Zim Hotel, un hotel cuatro estrellas con un lindo bar, desayune con vista a las montañas.

El pueblo se recorre en un santiamén, fui al centro de informes que estaba cerrado, a una de las iglesias y a unos negocios. Hacía frío volví a buscar el auto para ir a uno de los tantos pueblos que hay cercanos.

Me habían recomendado ir a Colfosco a 4 km. algo más arriba y almorzar allí, pero hasta la iglesia estaba cerrada. Di una vuelta, me lo imaginé en verano o en temporada de ski, lleno de gente y volví.
En el camino había un restaurante que estaba abierto y había bastantes autos.
Yo también pare y resulto muy bueno, Pizzeria Restaurante Salvan. Me salvó jaja. Mi almuerzo fue tagliatelle con ragú de ciervo, strudel con la salsa de vainilla y café.

Corvara almuerzo

Corvara postre

Cuando salí, estaba empezando a llover, no iba volver al hotel. A menos de 8 km esta San Casciano in Val Badia, pueblo minúsculo con un museo del Ursus ladinicus, inaugurado en el 2011 (Estamos en el año 2017). Legué un rato antes de que cerraran, pregunto si podía entrar y me dicen que estaban cerrando, miro el reloj y digo, ¿pero está cerrado? No, no, me responden, pero falta poco y no vale la pena que entre. No podía creer lo que escuchaba. Ni un alma dando vueltas y esto no parecía respuesta de primer mundo. No vi más que la arquitectura y la tecnología super moderna. Tampoco quería hacerme una experta en osos que habitaron acá hace 40.000 años, en síntesis, me ahorre 6.- E

La iglesia dedicada a San Casciano, pequeña es como de pastelería para una torta, estaba abierta, el altar dorado, hermoso. En la parte posterior como todas tiene un pequeño cementerio. El silencio que reina en esta época del año (mayo 2017) hace de estos lugares algo misterioso.

Corvara San Casciano

Corvara San Casciano 1

Corvara la Tor

Seguía lloviznando, de regreso pasé por La Villa o Stern en alemán (casi todos los pueblos tienen sus nombres en italiano, ladino y alemán).

Corvara La tor iglesia

Me detuve a tomar café en un Hotel de le Dolomiti Design, en el bar La Tor, típica decoración tirolesa. Strada Colz 9, se los recomiendo si vienen por estos lares.

La Villa Corvara IMG_0724 (1)

La Villa Corvara IMG_0854

Había un super abierto, compre mi cena y un vino local de un color bordo oscurísimo, aceptable.
A la mañana siguiente el tiempo y yo estábamos algo mejor, iba a ir hasta Brunico a 36 km.
Antes fui hasta la iglesia de Santa Caterina, cerca del hotel. Podría decirse que todas estas iglesias de alta montaña son iguales, mas no es así, no hay una igual a otra y parecieran competir aun a distancia en cuál es la más bella o más original. Es una delicia contemplarlas. Esta es anterior al siglo XV. También tiene su cementerio alrededor.

Corvara IMG_0719 (1)

Corvara Sta. iglesia

Corvara IMG_0719 (2)

El camino a Brunico serpentea siguiendo el curso del río Gadera dentro de un cañadón. La velocidad en la mayor parte es 90. Hay unos 4200 metros de túneles. Su nombre viene de su fundador el príncipe obispo Bruno Von Kirchberg, fundado en el año 1256.

De regreso de Brunico, pase por San Martino in Val Badia, donde en el castillo de Tor hay un museo «Ladino», pueblo de la zona de la Alta Badia y Trentino. Comunidades que conservan sus costumbres y su lengua, ahora reconocida oficialmente como un idioma. Hoy domingo se visten con los trajes tradicionales.

San Martino in Badia IMG_0847 (1)

El museo dinámico, interesante y muy didáctico, ya que el castillo fue recreado como se usó desde tiempos inmemoriales, primero torre de defensa, luego de habitación y granero. Me dijeron que el recorrido era de una hora y media, pero tarde más y era para volver a verlo por lo interesante. Me sigue maravillando la creatividad de este pueblo.

San Martino in Badia IMG_0847 (2)

San Martino in Badia IMG_0847 (3)

Volví al hotel me cambié y fui a tomar un aperitivo al Restaurante Salvan a la salida del pueblo, más barato que nunca un Apperol 3,50€. Además muy agradable el lugar y la gente toda bien vestida.

Corvara IMG_0855

Mañana voy a Cortina D’Ampezzo, pero esa será otra historia.