EL COLISEO

Roma Coliseo aniversario

El Coliseo o Anfiteatro Tito Flavio

«Mientras exista el Coliseo existirá Roma; si cae el Coliseo caerá Roma… y si cae Roma caerá el mundo” Antiguo Proverbio romano

Roma (57)

El Coliseo es el mas grande anfiteatro del mundo y se encuentra situado en el corazón de la ciudad de Roma. Es además el primero construido en material, con una altura de 48,5 metros, el eje mayor 188 metros y el menor 157 metros, circunferencia 527 metros y superficie cubierta 3357 metros cuadrados.

Para su construcción se utilizó mármol travertino, que se trajo desde las canteras de Tivoli , situada a 34 km, una ruta fue construida especialmente. Además de setecientas mil toneladas de piedra cortada, trecientas toneladas de hierro, yeso para los decorados, madera y cemento.
Durante el imperio de Domiziano, sucesor de Tito Flavio, se construyeron los subterráneos de material sustituyendo los de madera.  Estaban destinados a todo lo relacionado con el espectáculo, a los condenados a muerte, para los animales, para los gladiadores y para la maquinaria. Esta modificación impidió que se siguiera inundando la arena donde se realizaban las llamadas “nauromachie” o sea batallas navales.

Donde se encuentra hoy el Coliseo estaba la residencia de Nerone Claudio Cesare Augusto Germánico, conocida como la Domus Aurea.
En las cercanías del Coliseo había una estatua colosal de Nerón, se supone que el nombre de Colosseo derive de ello. Era una estatua de bronce de treinta metros de altura realizada a pedido del propio Nerón entre los años 64-68 d C.

La construcción del Coliseo se inició después de la muerte de Nerón en el año 68 d C, durante el reinado del emperador Vespasiano en el año 70 d C., los trabajos duraron 10 años y se inauguró bajo el imperio de Tito Flavio, hijo de Vespasiano en el año 80 d C. Los festejos duraron 100 días y se sacrificaron entre 500 y 1000 animales salvajes, murieron muchos gladiadores solo por el espectáculo.

Su capacidad según los estudiosos oscila entre 50.000 y70.000 espectadores, con 80 filas de gradas, siendo asignadas según el status. En el podium, el primero de ellos y más cercano a la arena, se sentaban los romanos más ilustres, senadores, magistrados, sacerdotes y las vestales. Había palcos para los emperadores y una red de protección metálica. Eran los únicos con asientos de mármol.
La próxima fila, maenianum primum (primer balcón), para los aristócratas Luego, maenianum secundum (segundo balcón), para los ciudadanos ricos y el summum para los pobres. En lo más alto estaba el maenianum summum in ligneis (balcón más alto) hecho de madera, probablemente sin asientos y reservado para mujeres pobres.

Se accedía al interior desde una zona exterior delimitada con postes por una de las 76 entradas coliseo romano numeradas situadas en la planta baja. Permitían un acceso rápido y ordenado a cada una de las secciones de las gradas. Sorprende la modernidad del sistema.

El Coliseo tenía una cubierta de tela desplegable accionada mediante poleas. Esta cubierta, primero fue hecha con tela de vela y luego sustituida por lino que es más liviano, se apoyaba en un entramado de cuerdas del que poco se sabe. Movían el enorme toldo el cuerpo de marineros de la flota romana.
La magnífica fachada se dividía en cuatro niveles de ordenes diferentes. Los tres órdenes inferiores los forman 80 arcos sobre pilastras con semicolumnas adosadas que eran puramente decorativas. Se puede apreciar la combinación de arco y dintel y la superposición de los órdenes jónico, corintio y toscano.
El cuarto y último orden, lo forma una pared ciega, con pilastras adosadas y ventanas en uno de cada dos vanos.

Roma Coliseo (2)

El emperador Augusto prohibió los combates en los que se daba muerte a todos los vencidos por considerarlos una costumbre bárbara. Los relatos de los escritores de la época entre ellos Séneca, son aterradores, por la magnitud, la crueldad y la barbarie del pueblo que enloquecía de placer.

Roma (27)

Roma (28)

Roma (29)

El último espectáculo que albergó el Coliseo del que se tiene noticia fue en el año 523 por orden del rey godo Teodorico. Posteriormente el anfiteatro fue abandonado, e incluso parte de sus piedras, se utilizaron como canteras para otros edificios más modernos.

A través de los siglos el Coliseo paso a tener diferentes usos, desde ser usado para cultos religiosos, cementerio, una fábrica de la que extraer material. Los incendios y los terremotos contribuyeron a su expoliación y abandono.
Hay una frase muy gráfica que dice “Quod non fecerunt Barbari, fecerunt Barberini”, quiere decir “lo que no hicieron los bárbaros, lo hicieron los Barberini (familia romana muy poderosa).

El Coliseo romano fue quizás la obra más grandiosa de la arquitectura romana, y en él se utilizaron las más variadas técnicas de construcción.

Dicen que el Coliseo ha sido un modelo para los recintos deportivos modernos

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco y una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno en el año 2007.

La firma de calzados Tod’s, financió la limpieza del exterior del edificio y restauración que consistió también en la sustitución de estucos no idóneos. Esta fue la primera que se hizo en toda la historia. Este trabajo, duró 3 años finalizando en el 2016, con un presupuesto de 10 millones de euros.

El Coliseo es sin duda uno de los grandes atractivos de Roma y ocupa el segundo lugar luego de la torre Eiffel, entre los más visitados del mundo. En el año lo visitan unos 6,5 millones de personas.
Fue set de filmación en múltiples ocasiones de varios films entre ellos Demetrio el Gladiador.

Desde el año 2000, las autoridades romanas mantienen el edificio iluminado durante 48 horas cada vez que en algún lugar del mundo se le conmuta o aplaza una sentencia de muerte a un condenado.

Esto que les cuento es apenas un esbozo de la fascinante historia de este coloso que nos mira hace 2000 años. Ojalá les haya despertado la curiosidad.
Arrivederci Roma, Ciao Colosseo.